Las emociones suelen ser difíciles de entender e interpretar, incluso en una persona sin trastorno. Por lo tanto, es normal tener cierta dificultad para entender las emociones que transmite una persona que funciona de forma diferente a la tuya, o que tiene un trastorno como el trastorno del espectro autista (asd).

Esto no significa que no seas capaz de entender e interpretar las emociones de los demás, sólo tienes que tomarte el tiempo necesario para identificar los códigos y descifrar las diferentes emociones. Para ello, hemos preparado un artículo en el que te damos muchos consejos y sugerencias para entender las emociones. Así que no esperes más para seguir leyendo y aprender más!

LA EXPRESIÓN DE VARIAS EMOCIONES

Nunca es fácil reconocer e interpretar adecuadamente las emociones, incluso las propias. Una persona autista también tiene dificultades para expresar sus sentimientos de forma correcta y compartirlos adecuadamente. Tanto si una persona es autista como si no lo es, tendrá que seguir unos pasos específicos para expresar una emoción de forma correcta.

Se pueden transmitir las emociones a partir de las expresiones faciales, los movimientos y las posiciones del cuerpo, o incluso el sonido de la voz. La forma de expresar los sentimientos puede ser más o menos compleja y la trabajas sin darte cuenta desde que naces, al igual que una persona autista aunque la evolución sea diferente.

LA EMOCIÓN EN UNA PERSONA AUTISTA

Una persona autista sentirá emociones y querrá comunicarlas a quienes le rodean. Sin embargo, no es infrecuente encontrar dificultades para expresarse. De hecho, las personas con trastorno del espectro autista encontrarán ciertos obstáculos a la hora de reconocer diversas expresiones faciales. También tendrán dificultades para comunicarse imitando las expresiones emocionales de los demás, lo que les dificultará comprender sus propias emociones e interpretarlas de forma correcta día tras día.

Por lo tanto, es necesario ser consciente de que los códigos emocionales de una persona autista son diferentes, y que no es fácil para nadie entender la forma en que se expresan las emociones. Se necesita paciencia y observación para interpretar correctamente cada signo.

Las personas con autismo reconocerán las diferentes emociones de muchas maneras y algunas serán más difíciles de analizar que otras. Por lo tanto, no debe sorprender que las personas con autismo sean torpes a la hora de expresar ciertas emociones a lo largo de su vida.

Cómo entender las diferentes emociones

Para entender tus emociones, les pones palabras y hábitos. Lo mismo ocurre con las emociones de los autistas, aunque los códigos son diferentes. De hecho, un bebé autista se desarrollará de una manera determinada y aprenderá a expresar sus emociones de una forma distinta. A menudo podemos ver similitudes con el desarrollo de un bebé típico cuando analizamos el desarrollo emocional de una persona con trastorno del espectro autista.

Aunque las emociones se transmiten a través de los gestos a medida que crecemos, a menudo existen barreras para verbalizar ciertos sentimientos. Este problema suele llevar a la gente a creer que un autista carecerá de sentimientos, cuando esta idea es totalmente falsa.

Por lo tanto, es importante ser consciente de que una persona autista a menudo tendrá dificultades para verbalizar eficazmente lo que siente, y este malestar puede llegar a ser rápidamente abrumador. La persona autista encontrará así obstáculos para interactuar con los demás porque sus códigos serán diferentes. Es importante tomarse el tiempo de escuchar a una persona autista, tomarse el tiempo de entender sus códigos, su lenguaje. Esto le permitirá leer correctamente las emociones y reaccionar de forma adecuada. Sin olvidar que una persona autista que se sienta comprendida, podrá ganar más fácilmente confianza en sí misma y tratar de desarrollar su lenguaje emocional para ir aún más lejos en los intercambios.

Por lo tanto, tendrá que aprender a leer las emociones y ayudar a la persona con la que habla a leer también sus sentimientos. Las personas con autismo suelen analizar las emociones de forma diferente y malinterpretarán tus emociones, lo que puede resultar confuso. Se tomarán el tiempo necesario para hacer frente a los desafíos para gestionar mejor su comprensión de los demás, al tiempo que se aprovechan de tu paciencia para sentirse comprendidos por otra persona. Esto requerirá paciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.