El desenfoque de retrato puede ser un bonito efecto para añadir a tus selfies o retratos. Pero, ¿y si sólo se te ocurre añadir el efecto después de hacer la foto? Pues bien, si utilizas un dispositivo Google Pixel, estás de suerte.

Desenfoque de retrato

También conocido como efecto bokeh, el desenfoque de retrato hace que la persona de la imagen destaque, en lugar del fondo. Como los teléfonos inteligentes de hoy en día pueden tomar grandes fotos, este efecto puede ser una gran manera de mejorar las tuyas.

En los dispositivos que no sean Google Pixel, puedes hacer esto sólo mientras capturas la imagen respectiva. En los dispositivos Pixel, sin embargo, el efecto se puede añadir después, también. No hay ninguna palabra sobre cuándo o si esto estará disponible en otros dispositivos. A Google le gusta mantener algunas características sólo para los usuarios de sus propios dispositivos y este podría ser uno de esos casos.

Añadir el efecto

Usar la característica en sí no podría ser más fácil. Antes de empezar, solo tienes que recordar que esto solo funcionará siempre que Google Fotos pueda «ver» la cara de una persona en la imagen.

Para empezar, abre Google Fotos en tu Pixel y busca la imagen a la que quieres añadir el efecto. A continuación, toca el botón de ajustes de la foto.

Después, vuelve a tocar el mismo icono, en la siguiente pantalla. Se te presentará la posibilidad de ajustar Luz y Color en tu imagen y, aunque eso es muy útil, la opción interesante es la que está en la parte inferior.

El control deslizante marcado como Desenfoque te permitirá decidir la cantidad de desenfoque que se añade al fondo. Los ajustes se realizan en tiempo real, pero notarás que, tras un momento, la IA de Google hace su magia. La foto empieza a tener un aspecto mucho mejor al instante y la persona que aparece en ella (en este caso, Kiefer Sutherland), parece resaltar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.