Con hojas puntiagudas de color verde intenso con venas plateadas que crean la apariencia de rayas y flores grandes y vistosas, la planta cebra es una hermosa planta de interior. Si está interesado en añadir esta planta a su exposición interior, siga leyendo para obtener algunos consejos útiles sobre su cultivo y cuidado.

Acerca de la planta cebra

La planta cebra, originaria de Brasil, es una especie de flora tropical. Presenta hojas puntiagudas de gran tamaño, de color verde oscuro y aspecto brillante. Las venas de color plateado bordean las hojas y resaltan sobre el fondo verde oscuro.

A finales del verano o a principios del otoño, produce grandes flores de color dorado que miden unos 20 cm de altura y pueden durar hasta seis semanas.

Dado su llamativo aspecto, es fácil ver por qué la planta cebra es una planta de interior favorita. Puede funcionar bastante bien en interiores; sin embargo, al ser una planta tropical, plantea algunos retos únicos.

Por ejemplo, en su hábitat natural en la selva, está expuesta a altos niveles de humedad, calor y suelo rico en nutrientes. Sin embargo, si se tienen en cuenta estos retos, la planta Zebra puede mantenerse bastante bien y proporcionar una belleza increíble.

Condiciones de cultivo ideales

Para mantener la salud de una planta Zebra, se deben cumplir unas condiciones de cultivo óptimas. Estas condiciones incluyen:

  • Luz brillante, pero filtrada; igual que la que recibiría en su hábitat natural en la selva. Aunque debe colocarse en una zona que reciba una cantidad adecuada de luz, la planta no debe exponerse a la luz solar directa, ya que puede dañar las hojas.
  • En su Brasil natal, la planta Zebra recibe un suministro constante de humedad; por lo tanto, cuando se cultiva en interiores, es imperativo asegurarse de que la tierra esté siempre húmeda.
  • La planta Zebra requiere condiciones cálidas. Las temperaturas ideales para esta planta son de 60 grados F o más. Las variedades más grandes no pueden mantenerse a temperaturas inferiores a los 70 grados F.
  • Debe plantarse en un suelo rico en nutrientes. Una tierra rica y orgánica para macetas es ideal.
  • Durante los meses de verano, la planta Zebra debe ser alimentada con un fertilizante líquido una vez a la semana. Como alternativa, puede aplicar pellets de fertilizante de liberación lenta al suelo al comienzo de cada temporada de crecimiento.

Propagación de la planta Zebra

La planta Zebra puede propagarse mediante esquejes. Para ello, los esquejes deben tomarse durante la temporada de primavera, antes de que comience la temporada de crecimiento activo.

Utilizando un cuchillo afilado y estéril, retire los esquejes de dos a tres pulgadas de longitud de los lados de los brotes. Una vez retirados, espolvoree las aberturas de los extremos cortados con una hormona de enraizamiento. Coloque los extremos de los esquejes cubiertos de hormona de enraizamiento en un recipiente lleno de un sustrato de musgo de turba y perlita bien mezclados.

Asegúrese de que la tierra se mantenga húmeda durante la propagación. Para acelerar el crecimiento de las raíces, aplique calor al fondo del recipiente. Para ello, coloque el recipiente sobre una almohadilla térmica. El recipiente debe colocarse en una zona en la que la temperatura no sea inferior a 70 grados F. Además, las condiciones del entorno de cultivo deben mantenerse húmedas; un terrario cubierto sería el lugar ideal.

Mientras se mantengan las condiciones mencionadas, los esquejes deberían establecerse bien y desarrollarse raíces sanas.

Replantación de la planta cebra

Una vez que su planta cebra reproducida haya crecido lo suficiente y haya establecido un sistema de raíces sano, es el momento de replantar.

Al replantar, lo ideal sería un recipiente de plástico o de cerámica que tenga un mínimo de dos agujeros de drenaje a lo largo de la base. Además, asegúrese de que la maceta es al menos 2 o 3 centímetros más grande que la maceta en la que crecía originalmente. Mezcla dos partes de fibra de coco molida o dos partes de turba y dos partes de perlita o arena gruesa, junto con una parte de tierra para macetas rica en nutrientes. Añade agua mientras la mezclas y asegúrate de que el agua se integre bien en la tierra.

Coloca una toalla de papel o un filtro de café en la parte superior de los agujeros de drenaje del fondo de la nueva maceta. Esto ayudará a evitar que la tierra se desplace al regar la planta Zebra recién plantada en la maceta. Vierta la tierra en la maceta hasta llenarla en 1/3 aproximadamente y apisónela con firmeza.

Saque con cuidado la planta Zebra de su maceta original. Afloje con cuidado aproximadamente 1/3 de la tierra del cepellón de la planta. Con los dedos, afloje y separe con cuidado las raíces hasta que cuelguen libremente de la base de la planta. Compruebe si las raíces están dañadas o negras. Si hay raíces dañadas o negras, utilice unas tijeras estériles para cortarlas.

Coloque la planta en el nuevo recipiente de forma que las raíces apenas toquen la superficie de la tierra que ya se ha añadido a la base del recipiente. Vierta lentamente pequeñas cantidades de la mezcla de sustrato restante alrededor de las raíces hasta que estén completamente cubiertas. Utiliza una botella de spray con agua para rociar la tierra y ayudar a que se asiente alrededor de las raíces.

Una vez que el cepellón esté completamente cubierto de tierra, utiliza las yemas de los dedos para apisonarlo y anclarlo firmemente en su sitio. Riegue la planta cebra recién plantada en la maceta.

Las plantas cebra tienen hojas llamativas

Las plantas cebra tienen hojas llamativas

Dónde cultivar la planta cebra

Como planta nativa de Brasil, la planta cebra no es resistente al frío; por lo tanto, necesita ser cultivada en un área que permanezca cálida durante todo el año. Aunque puede colocarla en el exterior durante el tiempo más cálido, es mejor plantarla en una maceta que pueda llevarse al interior cuando bajen las temperaturas.

  • Las temperaturas de no menos de 60 grados F son ideales; sin embargo, las variedades más grandes de la planta Zebra requieren temperaturas aún más cálidas de no menos de 70 grados F.
  • Esta planta de la selva se desarrolla mejor en sol parcial. Si se planta en el exterior, elija un lugar que reciba entre 4 y 6 horas de luz solar por la mañana y sombra durante el resto del día.
  • Si se coloca en el interior, elija un lugar que reciba cantidades adecuadas de luz solar durante todo el día.
  • En el interior, la ubicación ideal para una planta Zebra sería un solárium o cerca de una ventana que reciba mucha luz solar.
  • También tenga en cuenta que el lugar debe ser relativamente húmedo, ya que esta planta requiere humedad.
  • Si su casa no tiene altos niveles de humedad, el uso de una botella de spray llena de agua para rociar la planta de forma regular ayudará a recrear las condiciones de humedad que esta planta requiere.

Cómo cuidar las plantas cebra

En general, las plantas cebra son relativamente fáciles de cuidar; sin embargo, con eso dicho, es imperativo que reciban el cuidado adecuado con el fin de asegurar que mantienen una salud óptima. Aquí hay algunos consejos de cuidado a tener en cuenta.

Riego

Las plantas Zebra necesitan un suelo que esté constantemente húmedo; sin embargo, no deben ser regadas en exceso, ya que la exposición a grandes cantidades de agua durante un período prolongado de tiempo puede conducir a la pudrición de las raíces.

Mantenga vigilada su planta Zebra y riéguela cuando la parte superior de la tierra haya empezado a secarse.

Cuando riegue, evite mojar las hojas, ya que puede dañarlas. Si las hojas se mojan al regarlas, asegúrese de secarlas.

En general, las plantas Zebra requieren un riego más frecuente durante la temporada de crecimiento: a finales de la primavera, en verano y a principios del otoño. Después de que la planta haya florecido (de finales de verano a principios de otoño) y durante los meses de invierno, no requiere tanto riego.

Fertilización

En su hábitat natural, las plantas Zebra crecen en un suelo rico en nutrientes. Como tal, con el fin de mantener la salud de la planta, necesitan ser fertilizados adecuadamente.

  • Durante la temporada de crecimiento, alimentar la planta cada 1 a 2 semanas.
  • El uso de un fertilizante de liberación rápida soluble en agua es muy recomendable; sin embargo, también puede colocar tabletas de fertilizantes de liberación lenta en el suelo a principios de mes.
  • Una vez terminada la temporada de crecimiento, la planta ya no necesita ser abonada.

Perforación

Las plantas de cebra desarrollan grandes y vistosas flores a finales del verano o principios del otoño. Una vez que aparezcan las flores, asegúrese de vigilarlas de cerca. Cuando empiecen a morir, asegúrese de eliminarlas lo antes posible. Si las flores gastadas permanecen en la planta durante demasiado tiempo, las hojas inferiores pueden empezar a caerse, dejando la planta con tallos desnudos en la parte inferior.

Una vez que la bráctea muere, las hojas y el tallo se pueden podar hasta que sólo haya un par de hojas en la base. Esto ayudará a promover un nuevo crecimiento más tupido y completo cuando comience la siguiente temporada de crecimiento.

Plagas e insectos

Las plantas cebra son propensas a las infestaciones de mosca blanca, pulgones y cochinillas.

Si su planta está luchando contra la mosca blanca, elimine las partes que han sido muy infestadas. Se pueden utilizar trampas adhesivas para atrapar cualquier plaga adulta y un jabón insecticida también puede ayudar a librar a la planta de estas plagas.

El jabón insecticida también ayuda a combatir las infestaciones de pulgones; sin embargo, asegúrese de eliminar cualquier hoja que esté muy infestada.

Para las cochinillas, sumerja un bastoncillo de algodón en alcohol y frótelo a lo largo de las hojas donde las plagas se hayan instalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.