Júpiter en Piscis atrae la buena suerte cuando son tiernos, devotos, dadivosos y compasivos. Les encanta cuidar de los menos afortunados que ellos. Ayudar a los demás llena una necesidad profunda dentro de ellos.

Júpiter en Piscis es empático; pueden sentir el dolor del mundo. Desean hacer todo lo posible para aliviar este dolor y mejorarlo. Son imaginativos y creativos; pueden expresarse utilizando las artes. Pueden tener mucho talento con las artes curativas de todo tipo. Se sienten atraídos por la fantasía y lo oculto.

Júpiter en Piscis se conforma con permanecer entre bastidores para ayudar. No buscan el protagonismo. Son muy sensibles, pero fáciles de llevar. Pueden no ser muy ambiciosos. No necesitan muchas cosas materiales para estar contentos en la vida. Pueden seguir de cerca una religión o prácticas místicas. Pueden ser propensos a que se aprovechen de ellos debido a su naturaleza compasiva. Les gusta la reclusión.

A otros les gusta Piscis Júpiter. Hay algo en ellos que toca la fibra sensible de la gente. Son muy amables, cariñosos e idealistas. Saben escuchar. Tienen talento para conectar con los demás. También pueden tener habilidades psíquicas.

Júpiter en Piscis es bueno para el trabajo social, el asesoramiento y el trabajo ministerial. Pueden ser voluntarios en organizaciones que ayudan a las personas sin hogar o a los pobres. En el lado negativo, pueden caer en la fantasía hasta el punto de depender de las drogas u otros métodos para alejarse de la realidad. Pueden no ser capaces de discriminar bien entre lo que es bueno o malo para ellos mismos. Tienen problemas de coherencia. La meditación puede ayudarles a lidiar con asuntos estresantes.

Para atraer la mayor parte de la buena fortuna, Júpiter en Piscis necesita enfocar su sensibilidad en direcciones saludables. Necesitan dejar de escuchar la vocecita interior que les dice que necesitan escapar.

Otras formas de saber

Júpiter (conocimiento) en el signo más imaginativo del zodíaco activa nuestro cerebro derecho. El artista y místico interior se inspira para buscar, aprender y crecer. Este tipo de aprendizaje se realiza a través de símbolos, sueños, imágenes y música. Podemos sentirnos desconcertados por estos entendimientos, y se nos muestra que hay más en la vida de lo que se ve a simple vista. Júpiter tiene que ver con los bordes del futuro, y en Piscis, experimentamos la vida como un sueño.

Júpiter (expansión) en Piscis es inspiración divina. Puedes experimentar sorprendentes visitas de la musa, que pueden reavivar cualquier impulso creativo latente. Y el paisaje cultural puede estar más teñido de lo espiritual, y de temas edificantes de curación, redención y conexión con el espíritu. Hay una mayor atracción por los temas místicos, la música y las películas que transmiten la compasión, el perdón y la unidad de la humanidad.

Búsqueda espiritual

Piscis es el duodécimo signo del Zodíaco, y lleva en su interior la expresión de todos ellos. Por eso Piscis parece cambiar de forma, y se siente atraído por vestirse de persona. Tienen el instinto de meterse en la piel de todos los aspectos de la humanidad. Con Júpiter en Piscis, puedes explorar todas las facetas de tu propia naturaleza. Y al ampliar tu visión de quién eres, obtienes una comprensión más completa.

Esta búsqueda y exploración -asociada a Júpiter- podría implicar la curación de vidas pasadas, como encontrar el perdón por la victimización pasada o por ser el victimario. Piscis es un signo capaz de ver cómo desempeñamos los roles kármicos. El tipo de crecimiento posible, con Júpiter en Piscis, puede sanar no sólo las heridas de esta vida, sino también el dolor ancestral o de vidas pasadas.

Júpiter en Piscis extiende su alcance en todas las direcciones, sin que ninguna experiencia humana quede fuera de la redención. Es el signo más propenso a creer en la rehabilitación de los criminales, y a tender la mano a la víctima, también. Debido a este instinto de gracia, existe la posibilidad de sanar aspectos rechazados o degradados del ser. Es un momento en el que una conexión sentida con el espíritu puede ayudar a superar cualquier trauma, confusión o pérdida.

Es posible que nos veamos más atraídos por las técnicas de sanación sonora y visual, así como por el trabajo energético de todo tipo. El arte, la música y la dramaterapia adquieren mayor protagonismo. La conexión entre la oración, el poder del corazón y la curación global seguramente recibirá más atención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.