Llevar una talla de sujetador incorrecta no sólo es incómodo, sino que puede causar una serie de problemas de salud. Las investigaciones han demostrado que la falta de sujeción de los senos suele provocar dolor en los mismos, algo que señalan el 50% de las mujeres. Un sujetador mal ajustado que no ofrezca la sujeción adecuada también puede provocar daños en la piel de los senos, que suelen verse como estrías, causadas por el estiramiento de la piel más allá de su punto de recuperación.

Los sujetadores mal ajustados también se han asociado a dolores de cuello, espalda y hombros, a malas posturas y a roces que provocan abrasiones en la piel.

También vemos que los sujetadores mal ajustados provocan cambios permanentes en el cuerpo, como surcos profundos en los hombros causados por la presión de los tirantes del sujetador. Los sujetadores mal ajustados se han asociado incluso con el deseo de someterse a una cirugía de reducción de pecho. Y dado que el 80% de las mujeres llevan un sujetador mal ajustado, se trata de un problema potencialmente importante. En un estudio que evaluó el ajuste del sujetador de las mujeres que querían operarse de reducción de pecho, todas llevaban un sujetador mal ajustado.

La falta de sujeción de los senos y la dificultad para encontrar un sujetador que se ajuste bien también se ha relacionado con la reticencia a hacer ejercicio, con evidentes consecuencias a largo plazo.

A pesar de esta lista bastante larga de implicaciones para la salud, millones de mujeres siguen usando sujetadores que no se ajustan bien.

Olvídate de la talla de copa

En 1935, Warner Brothers incorporó el volumen de los pechos al tallaje de los sujetadores y se lanzó el sistema de tallas de sujetador alfabético que usamos hoy en día.

Este sistema original de tallas de sujetador llegaba hasta la copa D. Pero desde que se introdujo este sistema, las tallas corporales han cambiado mucho. Muchas mujeres compran ahora un sujetador de copa D o superior. Algunas empresas de sujetadores utilizan este mismo sistema de tallas para fabricar sujetadores hasta la copa N.

La talla de sujetador es difícil de medir. La precisión de la medición del sujetador se ve afectada por la respiración, la postura y la delgadez. Los investigadores sugieren que la medición de la talla de sujetador se realice sobre un sujetador bien ajustado, sin relleno y fino. Pero es probable que la mayoría de las mujeres se midan en una tienda mientras llevan su propio sujetador, independientemente de si les queda bien o no.

Los sujetadores producidos por diferentes fabricantes tienen un tallaje incoherente, ya que no existe una tabla de tallas o un método de clasificación universal. Desgraciadamente, los ajustadores de sujetadores tienen una experiencia variada, y no hay un nivel acordado de competencia o de cualificación del ajuste del sujetador.

El mercado de los sujetadores puede ser abrumador y confuso. Pero, a diferencia de los zapatos, los pechos cambian de tamaño, forma y posición a lo largo del ciclo menstrual y de la vida. Así que la talla de sujetador de las mujeres puede cambiar regularmente. A pesar de ello, existen pocas orientaciones para que las mujeres evalúen el ajuste de su propio sujetador.

Nuestro equipo de investigación trabaja con la mayoría de las empresas de lencería de todo el mundo para ofrecer un enfoque científico y basado en pruebas para el desarrollo de los sujetadores. Utilizamos escáneres 3D y tecnología biomecánica para entender el ajuste del sujetador.

Nuestro enfoque del ajuste del sujetador no consiste en confiar en la cinta métrica para establecer la talla del sujetador, sino en educar a las mujeres y darles el poder de evaluar su propio ajuste del sujetador. Hemos utilizado nuestros 13 años de experiencia en la ciencia de los senos y los sujetadores para desarrollar un vídeo de ajuste del sujetador basado en la evidencia para ayudar a las mujeres a olvidarse de la talla del sujetador y centrarse en los cinco sencillos pasos para un buen ajuste.

Esta sencilla lista de comprobación podría ayudar a millones de mujeres a evitar problemas de salud relacionados con el sujetador, y es tan simple como olvidarse del abecedario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.